QUIERO INVITARLOS A PARTICIPAR DE ESTE ESPACIO EXCLUSIVO PARA EL NIVEL INICIAL
PERO....CÓMO HACERLO?. MUY FÁCIL !!!DEJANDO SUS PROYECTOS , UNIDADES DIDÁCTICAS , SECUENCIAS DE ACTIVIDADES ETC, EN MI CORREO
(VIVI.PAGLINOO@GMAIL.COM) CON SUS DATOS (nombre o seudónimo ,jardín si desean ,ciudad) Y EN LA BREVEDAD SERÁN PUBLICADOS .NO OLVIDEN QUE COMPARTIENDO IDEAS EL TRABAJO ÁULICO SE PUEDE IR ENRIQUECIENDO.
GRACIAS !!!

Deseo tenerte entre mis seguidores...animate!!! haz click en seguir

jueves, 3 de diciembre de 2009

RABIETAS Y BERRINCHES

Las rabietas en los primeros años "...son más fáciles de reconocer que de definir, plantean algunos especialistas". Los niños "se empacan", gritan, lloran con enfado o pueden tirarse al suelo y patalear con energía. Y a los adultos nos provoca, también nos enoja o nos produce angustia y hasta vergüenza, sobre todo cuando esto ocurre fuera de casa (en el supermercado, por ejemplo). Sin embargo se trata de situaciones típicas que, en términos normales, ceden con el crecimiento; con la posibilidad creciente de los niños de empezar a considerar y entender el punto de vista del otro; con el incremento de la capacidad de expresión verbal como motor que le posibilita al niño "decir", explicar lo que le ocurre.

En este artículo se plantea que "...el 50-80 % de los niños de 2-3 años tienen rabietas al menos una vez a la semana y el 20 % al menos diariamente. El 60 % de los niños de 2 años con rabietas frecuentes continuarán teniéndolas a los 3 años. De éstos, el 60 % continuarán haciéndolo a los 4 años. La prevalencia de «rabietas» explosivas permanece aproximadamente en el 5 % a lo largo de toda la infancia..."

Se considera que existen factores que contribuyen a la mayor frecuencia en la aparición de estos episodios -factores del desarrollo, ambientales, temperamentales y orgánicos- y que hay aspectos que hacen al reconocimiento de la existencia de la rabieta como "problema" y que ameritaría alguna consulta con un especialista.

rabietas-1.jpg

Usted está en la calle o en el centro comercial y su hijo ante su negativa de comprar algo o hacer una determinada actividad se enoja en forma exagerada, grita, llora y se tira al suelo. Esto le sucede con mayor frecuencia de lo esperado y realmente no sabe bien que hacer, piensa que el niño es nervioso, que puede tener un problema neurológico, psicológico, que es su personalidad, etc. Tal vez lo más probable que lo que necesite el niño sea una adecuada enseñanza de límites, sin violencia ni rigidez pero con si con firmeza y coherencia...

En este artículo de Zona Pediátrica se plantea que la actitud que asuman los padres en estos momentos será fundamental ya que de ella dependerán los comportamientos de su niño en el futuro. Tamaña responsabilidad merece tener en claro algunas cuestiones, como las que exponen los especialistas en los artículos mencionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

QUIZÁS TE INTERESE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...